jueves, 19 de abril de 2012

Catch and release...

Durante estos últimos fines de semana he tenido la ocasión de acercarme al río (pequeño) y bueno...ya he pescado alguna que otra pintona.
Hacía unos cuantos años que no preparaba bajos de línea, anudaba una mosca, ponía el vadeador y las botas, etc... Uno ya casi no se acordaba!!

Estos días con todo lo que está lloviendo los cauces han crecido un montón, el agua enturbiada baja muy rápido y las truchas están bien fartucas!!

Esperando a que llegue pronto ese 14 de mayo (apertura para la pesca de la trucha y del reo en los ríos salmoneros asturianos ), la subida de temperatura, el buen tiempo y con ello las primeras eclosiones para poder acercarme al río Narcea.
Pues sí, este año hay ganas de pescar truchas y reos!!

Una bonita pintona o trucha autóctona.



Catch and release, es decir captura y suelta. Esa es la intención que uno tiene como pescador usando como técnica  la cola de rata . Aunque sería un cínico si niego que de vez en cuando algún pez (grande) se va a la cocina.

Si pesco una pieza de 2, 3, 4,... kilos os lo haré saber jajaja

Un saludo y buen fin de semana!!

4 comentarios:

  1. Hola, Félix. Enhorabuena por tu actitud, por varias razones: por coger y soltar, que ya de por sí, nos dice que eres un deportista, y no un depredador.
    Por ser sincero: faltaría más que un pescador no se comiese un pescado de vez en cuando, sin falta de llevarse decenas a casa a llenar congeladores, como otros que yo me sé.
    Y por desear coger una trucha de varios kilos, porque por experiencia y observación directa (yo fui ribereño del Narcea un montón de años), mucha gente (gentuza) lo que quiere es pescar truchinas que no dan la talla, por ser más sabrosas, cargándose el futuro de la especie. Incluso he visto con mis propios ojos a "pescadores" enrabeitaos que sabiendo que la guardería podía pasar por allí, mataban contra una roca las truchas pequeñas que iba sacando ("si no es pa mí, pa nadie").
    Lo dicho, con pescadores como tú, ¡viva la pesca!

    ResponderEliminar
  2. precioso ejemplar de trucha
    y un bonito gesto por tu parte devolverla al rio
    saludos

    ResponderEliminar
  3. No deja de ser otra bonita afición dentro de un entorno natural, que también puede funcionar de maravilla como terapia. Perderse un par de horas por el río pendiente de si entra o no entra el pez al señuelo es muy emocionate. Y desestresante, te olvidas por completo de cualquier problema que exista en tu vida cotidiana.

    Cuando se pesca con mosca la primera trucha (y no te digo si es un reo de medio kilo)el que se queda totalmente prendido es uno mismo jajaja

    Un saludo y muchas gracias como siempre por vuestro comentario.

    ResponderEliminar
  4. Vaya colores tan preciosos que tiene el animal.

    ResponderEliminar